X

SUSCRÍBETE

Recibe material exclusivo para sacarle el máximo provecho a tu presencia online.

Construyendo una empresa más humana

Construyendo una empresa más humana

Rafeek Albertoni, clima laboralEl medio empresarial es el entorno perfecto para el entrenamiento y desarrollo de habilidades interpersonales. Es más fácil ser equilibrado, generoso y ecuánime en un medio donde no está en juego el pan de cada día. El ambiente de trabajo suele ser un entorno en el que la lucha por la supervivencia está a flor de piel y a menudo se pierde el sentido del comportamiento ético.

Un empleado le dice al jefe de recursos humanos.
-Vengo para ocupar el sitio del compañero que se ahogó en el río.
-Lo siento, llegas tarde, su lugar ha sido ocupado por aquel que le empujó.

A veces pasamos más tiempo en el entorno de trabajo que en el ambiente familiar, por ello en la empresa tenemos más posibilidad de desarrollar nuestras habilidades sociales. El ambiente laboral es como una pizarra de color negro donde se escribe con tiza blanca destacando lo mejor y lo peor de cada uno. Es una oportunidad para el crecimiento personal, ya que crea el contraste suficiente para que nos demos cuenta del color que estamos eligiendo para escribir nuestra historia personal y profesional.

Cuando contribuimos a cambiar y a mejorar el ambiente laboral, además de las ventajas económicas como resultado del aumento de la productividad, el beneficio principal de este cambio se expande de forma natural al entorno familiar y a otras relaciones cercanas generando así una ola de retroalimentación del buen rollo.

Sé el cambio que quieres ver a la compañía

conferencia de clima laboralDe ahí la importancia del papel de cada uno en la construcción de un buen ambiente de trabajo. ¿Cómo? Asumiendo nuestra responsabilidad y cambiando nuestro comportamiento, o sea, dando ejemplo y siendo el cambio que queremos ver en la empresa.

Cuando nos levantamos para ir a trabajar tenemos dos opciones: dejar el hogar como quién va a la guerra a cortar cabezas y defender la propia como los bárbaros en la edad media o pensar y actuar con inteligencia emocional, empatía y asertividad porque después de todo,  no hace falta ser muy inteligente para saber que lo que se planta en la empresa todos lo cosechan y comen incluidos nosotros mismos.

Para afilar y actualizar nuestras herramientas de habilidades relacionales a los tiempos modernos, necesitamos reemplazar nuestras armas obsoletas por herramientas más modernas como las que ofrecen la inteligencia emocional, la programación neurolingüística el coaching o el mindfulness entre otras.

Es importante ser consciente de que estar integrado en una plantilla es una oportunidad que nos permite evolucionar a través de la interacción con personas con diferentes puntos de vista y realidades, en otras palabras, favorece la evolución personal y profesional, nos enriquece y enriquece a toda la sociedad y así,  ganamos todos.

Ganar, ganar

Para concluir me gustaría señalar que uno de los siete hábitos desarrollados por el famoso consultor Stephen Covey, el win win, en el libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”, demuestra que con habilidad y flexibilidad podemos acercar nuestros puntos de interés, de manera que la situación sea satisfactoria para ambos. Tanto la empresa como los empleados pueden salir ganadores si ambos hacen bien su parte.

La disminución de la rotación de personal o el descenso de bajas por enfermedad como consecuencia de la reducción del estrés y el aumento de la productividad, son los efectos secundarios de los que se benefician tanto el empleado como el empleador.

En mi libro “Coaching para trabajar de fábula”, me centro en la necesidad de cambiar nuestra actitud personal con el fin de combatir a los cinco enemigos principales del buen rollo laboral que son:

• Los rumores
• La adicción constante a la queja
• La comunicación ineficaz
• La desintegración del equipo
• La falta de motivación

Os dejo un vídeo de Cómicos Corporativos para mejora del clima laboral

Por supuesto, los mandos superiores de la empresa tienen mucho que aportar para ayudar en el objetivo de crear una empresa con un ambiente más saludable, pero esto es un tema para otro artículo, lo que trato de hacer ahora es una llamada a todos para asumir nuestra responsabilidad individual en el proceso, en lugar de esperar que la solución venga desde arriba o desde nuestro compañero de al lado, pues si hacemos esto nos victimizamos y perdemos poder personal. Es poco probable que podamos cambiar a los demás pero sí que podemos cambiar la mirada que los que nos juzgan.

Rafeek Albertoni es conferenciante motivacional y de habilidades empresariales hace más de 10 años, ha inspirado a miles de personas en Brasil, América del Sur y España, donde vive desde hace 20 años.

COMENTARIOS

Deja tu comentario

MIS REDES SOCIALES

MI ESTILO

Soy consultor, coach e ilusionista. Precursor del sistema Training Show en España.

En mis conferencias aúno lo técnico con lo lúdico y la emoción.

Además de la profundidad de mis mensajes y conceptos, lo más destacable es la combinación del arte con lo lúdico que conquista la atención y el interés de la audiencia, creando la atmósfera más propicia para una profunda transformación racional y emocional de los asistentes.